lunes, 22 de octubre de 2007

Comunicación positiva o el amodorramiento de la aficción zaragozista. Por J.M.

Zaragoza Liberal.  22.10.2007. Últimamente los lunes empiezan a ser los días más tristes del zaragocismo. Hoy es uno de ellos, el R.Zaragoza volvió a perder fuera de casa, y van...ocho meses sin conseguir la victoria. Pero no se preocupen, enseguida se pondrá en marcha la COMUNICACIÓN POSITIVA... Para el Foro Aragón Liberal

 


Real Zaragoza y la Comunicación Positiva.

Por: J.M.
 
 

Últimamente los lunes empiezan a ser los días más tristes del zaragocismo. Hoy es uno de ellos, el R.Zaragoza volvió a perder fuera de casa, y van...ocho meses sin conseguir la victoria. Pero no se preocupen, enseguida se pondrá en marcha la COMUNICACIÓN POSITIVA y nos harán ver el futuro prometedor de este equipo, las modificaciones estratégicas de nuestro entrenador, las rotaciones que subsanarán algunas carencias,... y la "lógica tensión del vestuario al no llegar los resultados". Es nuestro sino.



La próxima jornada nos visita el Villarreal, partido abierto en el que se puede dar cualquier resultado. Pero si se aburren y quieren empezar a entender que le ocurre a este equipo intenten mirar al palco presidencial y verán a la derecha de D.Agapito a los cuatro ases de la suerte de Víctor Fernández.
Al margen de la aportación de nuestro entrenador y con el apoyo de esos cuatro ases, gira nuestro equipo. Unos fichando, bueno, es un decir. Más apropiado sería decir : recibiendo ofertas de intermediarios en el despacho e ir decidiendo . Y los otros controlando la información para intentar calmar e ilusionar a la afición. Pero no se equivoquen la hinchada quiere ver fútbol y no perdona estos abusos. Por el excesivo control de los medios de comunicación ni se ganan partidos ni se controla a la afición. La falta de resultados es fruto de la mala gestión en los despachos y las limitaciones futbolísticas, que no lingüísticas de Víctor Fernández.



Para la próxima jornada espero y deseo que no tenga que bajar, durante el partido, al túnel de vestuarios ninguno de los cuatro ases. Será señal de que el partido va encarrilado y nuestro entrenador no necesita que le transmitan ninguna orden.



Feliz semana y a disfrutar de la COMUNICACIÓN POSITIVA.