martes, 19 de enero de 2010

ZARAGOZA MODERNA: Cultura, Comunicaciones y Servicios

15.1.2010.

 


En Aragón Liberal

Esta obra, que se presentó el jueves 14 de enero en CajaDuero, muestra los atractivos de Zaragoza mediante un recorrido por los hitos más emblemáticos de la ciudad; unos han pervivido a pesar del tiempo y otros, en cambio, han aflorado en los últimos años, pero todos constituyen una visión plácida y vitalista de la cultura, las comunicaciones y los nuevos centros comerciales, empresariales y de ocio.  


Autor: José Garrido Palacios

Dibujos: Mario Calvo y José Arguedas

Edita: Caja Duero


Esta obra muestra los atractivos de Zaragoza mediante un recorrido por los hitos más emblemáticos de la ciudad; unos han pervivido a pesar del tiempo y otros, en cambio, han aflorado en los últimos años, pero todos constituyen una visión plácida y vitalista de la cultura, las comunicaciones y los nuevos centros comerciales, empresariales y de ocio. A todo ello hay que añadir las exposiciones centenarias de 1908 y 2008, las áreas naturales más significativas y el análisis de los moradores de la urbe.

Nos imaginamos a un ciudadano que quiere conocer Zaragoza y desea hacer un recorrido por el arte y los centros de entretenimiento más trascendentes. Al mismo tiempo el invitado quiere descubrir el medio natural y los sucesos más importantes en los que ha participado la ciudad y que han tenido mayor difusión internacional. Pues bien, éste es precisamente el objetivo del libro: satisfacer las necesidades de una población ávida de cultura, actividades y eventos que representen lo mejor, lo óptimo de la vida zaragozana.

Zaragoza constituye un mosaico de culturas que han dejado su sello en el arte, la lengua, las costumbres y el urbanismo. Este crisol diverso y rico se respira en el ambiente urbano, en el recorrido por las calles estrechas del recinto romano, el arrabal musulmán y el posterior desarrollo tras la reconquista de la capital por los cristianos. El legado de las distintas culturas se ha transmitido hasta hoy en campos muy diversos, que es necesario conocer, disfrutar y transmitir su valor a las generaciones venideras.

Para ello se propone un viaje por los estilos artísticos más representativos, que constituyen señas de identidad, como el mudéjar, los palacios renacentistas, el barroco y el arte contemporáneo. Precisamente el nexo del arte, desde el barroco hasta las vanguardias del siglo XX es Francisco de Goya, el pintor universal que nos ha legado un rico patrimonio También se reseñan las comunicaciones, como la Estación Intermodal de Delicias y el Plan de Transporte, de reciente implantación; y los centros logísticos y empresariales de mayor pujanza, como PLAZA, Puerto Venecia, Aragonia y varios Parques: el Empresarial Empresarium y el Tecnológico de Reciclado "López Soriano".

Además, al ciudadano se le invita a recodar los hitos de las exposiciones más importantes de Zaragoza, las celebradas en 1908 y 2008; y a descubrir el medio natural que envuelve el casco urbano, con especial atención al Parque del Agua, el Anillo Verde y el Canal Imperial. A ello se añade un análisis demográfico de Zaragoza que da las claves de su estado actual en el contexto regional y nacional.

En suma, este recorrido integra lo tradicional y lo moderno, el arte y el ocio, el medio urbano y el medio natural. Este elenco de aspectos culturales, comunicaciones, proyectos, naturaleza, etc., confiere una amplia y fértil visión de la urbe que pretende satisfacer a todos, oriundos y foráneos. Todos reunidos en un abrazo común, con la satisfacción que produce el hecho de descubrir los valores que encierra la ciudad zaragozana.

El trabajo está  ilustrado con bellos dibujos y con sugerentes fotografías que nos ayudarán a reconocer los edificios y los recónditos lugares urbanos. Los dibujantes Mario Calvo y José Arguedas nos dejan excelentes estampas, dotadas de gran calidad y detalle, las cuales contribuyen a que el recorrido por Zaragoza sea más ameno y se establezca un diálogo entre el observador y la obra, entre el cálido texto y la bella figura, como si de una tertulia se tratara.